×

Adhesión a la UPOV91 en semillas divide al campo

  • Compartir

Adhesión a la UPOV91 en semillas divide al campo

Adhesión a la UPOV91 en semillas divide al campo

Tres de las cuatro entidades que integran la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias -CRA, FAA y SRA- consideraron “inoportuna la propuesta de adhesión a UPOV 91(acuerdo para la protección internacional de los obtentores)” y abogaron “por retirarla del proyecto de Ley de Bases y Puntos de Partida…(Ley ómnibus)”.

Los productores de esas tres gremiales proponen: “abordar este tema en una actualización integral de la Ley de Semillas, escuchando y participando todos los sectores que nos vemos involucrados”.

Resaltan que “La adhesión a UPOV91, implica entre otras cosas la pérdida del derecho de uso propio por parte de los agricultores y la mayor extensión de los derechos de los obtentores, ha generado un debate centrado en los derechos de los agricultores y la promoción de la innovación. UPOV 91 beneficia principalmente a desarrolladores comerciales de variedades uniformes, limitando los derechos de los agricultores, para guardar utilizar semillas y material de propagación. Sus características claves incluyen la necesidad de autorización del obtentor para el uso propio, la extensión de derechos hasta el producto de la cosecha (lo cosechado) y una ampliación en la duración del derecho de propiedad”. Explican que “En América Latina, solo Costa Rica y Perú han adoptado UPOV91, mientras que ningún país de la región está adherido. Destacamos la importancia de equilibrar los derechos del obtentor con los derechos de los agricultores, señalando que la adhesión limitaría el derecho de uso propio del agricultor y extendería los derechos del obtentor hasta el producto final de la cosecha”.

Concluyen: “Por estas razones, y porque, además, hoy están resguardados los derechos de propiedad intelectual de los obtentores en convivencia con el derecho de uso propio del agricultor, es que solicitamos retirar del proyecto de Ley la adhesión a UPOV 91, asegurando una legislación equitativa que contemple y refleje los derechos de todos los actores en el sector agrícola”.

Posición de Coninagro

De las cuatro gremiales que integran la CEEA (Mesa de Enlace), la única que no firmó el comunicado fue la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro). ¿Por qué razón?

Elbio Laucirica, presidente de Coninagro, explicó a Valor Agro Argentina que “Este tema de UPOV 91 lo venimos estudiando ya desde hace algún tiempo en Coninagro, junto a los técnicos que nos representan en el INASE. Hoy lo analizamos más en detalle y la conclusión fue que no habría ni perjuicios ni beneficios para el productor y por otra parte sí habría beneficios para acceder a mercados de exportación. Por eso no quisimos sumarnos al comunicado de Sociedad Rural, CRA y Federación Agraria, ya que en este momento no vemos razones para rechazar y sí para insistir en la necesidad que se constituya el directorio del INASE, se hagan los controles e inspecciones con respecto al uso propio que la ley hoy vigente prevé, al efecto de salvaguardar justamente los derechos del pequeño y mediano productor en hacer el uso propio”.

Y remarcó el titular de la entidad cooperativa “Esto ya fue oportunamente planteado el secretario Vilella y si bien las razones esgrimidas para la presentación de la ley ómnibus en cuanto a acceder a materiales genéticos y tener avances con mayores rindes en la producción, nosotros entendemos que esa mayor productividad y rindes requiere más de políticas públicas que promuevan la inversión, tecnologías de producción, ya que actualmente el paquete tecnológico disponible por los productores es de vanguardia y no obstante esto sí planteamos que hay producciones vinculadas a genéticas de plantaciones perennes, ejemplos cerezas, que podría beneficiarse con nuevos materiales que aportan los institutos de investigación como es el INTA en este caso mencionado”.