×

CDV afirma que la vacuna contra la aftosa debe mantener su actual composición y advierte sobre los riesgos de importar

  • Compartir

CDV afirma que la vacuna contra la aftosa debe mantener su actual composición y advierte sobre los riesgos de importar

CDV afirma que la vacuna contra la aftosa debe mantener su actual composición y advierte sobre los riesgos de importar

Laboratorio CDV rompió el silencio y salió a dar su posición sobre la vacuna contra la fiebre aftosa, cuyo costo ha generado una polémica en la que participan productores, laboratorios y hasta medios de comunicación.

En un comunicado emitido este viernes, CDV afirma que en las últimas semanas circularon “falsas informaciones con el objetivo de confundir a la opinión pública, a las autoridades y a varias entidades respecto de la vacuna Antiaftosa”, por lo que “nos proponemos llevar claridad, en especial a los productores ganaderos, veterinarios y demás actores de la cadena del sector agropecuario”.

En una serie de puntos, que por el valor periodístico que estos tienen, no los vamos a resumir en esta nota, CDV establece:

En Argentina no está prohibida la importación de vacunas Antiaftosa, de acuerdo con la Ley N.º 24.305, Artículo N.º 11 de la misma, vigente desde el año 1994, siempre que se cumpla con los registros de productos de origen biológico, como en cualquier parte del mundo.

En el país hay tres proveedores de vacunas y dos laboratorios que las producen, compitiendo por precio, participación en el mercado, la fidelidad de los clientes y la entrega de servicios y vacunas de calidad superior.

Referentes técnicos reconocidos a nivel mundial sostienen que, considerando factores como el contexto regional, estudios epidemiológicos, magnitud y amplitud de protección conferida, entre otros, la vacuna Antiaftosa debe conservar su composición actual. Esto permite garantizar la mayor cobertura de la vacuna y sostener el estatus sanitario que conseguimos luego del brote de aftosa en 2001, que nos dejó hasta 14 años fuera de los mercados internacionales.

Los precios de la vacuna, que cada laboratorio fija para sus clientes, se determinan al inicio de cada campaña teniendo en cuenta costos, volúmenes, situación macroeconómica y otros muchos ítems más. Ese precio queda fijo por toda la campaña, en un país que, hasta ahora, llevaba años de alta inestabilidad e inflación.

Garantizar la más alta calidad a nivel mundial, como las vacunas Antiaftosa argentinas, requiere de constantes inversiones y personal altamente calificado. CDV invirtió USD 40 millones en la construcción de su planta productora de vacuna Antiaftosa en 2017 y lleva invertidos USD 10 millones más en mejoras y mantenimiento.

La vacuna Antiaftosa se produce en plantas de dedicación exclusiva y cumpliendo las más altas exigencias en bioseguridad, que deben operar las 24 horas, los 365 días del año sin poder parar la producción, manipulando cepas virales de alta contagiosidad.

Las vacunas producidas en Argentina son sometidas, lote a lote, mes a mes, a estrictos controles de eficacia (potencia) y seguridad, debiendo vacunar 17 novillos de raza específica (Hereford), a los cuales se los sangra a los 30 y 60 días, para determinar si estos parámetros de calidad se cumplen (o rechazan el lote), siendo una de las pruebas más exigentes a nivel mundial. Todos estos costos son afrontados por los laboratorios, además de pagar los aranceles que SENASA cobra por esas pruebas.

A diferencia de otros países de la Región, el precio que paga el productor por una dosis de vacuna incluye la vacunación “a domicilio” por un profesional veterinario calificado garantizando la logística, su correcta aplicación, cadena de frío y manejo de la hacienda. Este servicio es realizado por Entes y Fundaciones de productores que buscan garantizar la correcta aplicación y el sostenimiento del status sanitario.

Un brote de aftosa pondría al país, una vez más, fuera de todos los mercados de exportación, donde se destina más del 35% de la producción cárnica del país. Esto podría ocasionar caídas de hasta 3 mil millones de dólares en exportaciones anuales.

El país cuenta con oferta y producción suficiente de vacuna para atender todas las campañas, teniendo ya producidas las dosis de las próximas dos campañas, asegurando un abastecimiento de calidad. No hay riesgo sanitario ni de abastecimiento.

Importar vacunas de otros países con composición antigénica diferente a las requeridas por la regulación vigente, sin un adecuado aval técnico científico previo, ni controles sanitarios y normativos, en especial de potencia (eficacia), podría ser una decisión riesgosa a nivel sanitario, productivo y económico.

Una dosis de vacuna Antiaftosa aplicada, puede representar como máximo el 0,2% del costo de un novillo. La sanidad completa que contempla el total del esquema de vacunación de una vaca es tan solo el 1,2% del costo total de producción anual.

Luego de estos enunciados, el Laboratorio que comparte el mercado actual de comercialización de la vacuna con Biogénesis Bagó, concluye “…luego de varias reuniones con autoridades, funcionarios, entidades relacionadas con el campo y atendiendo sus pedidos y la situación del país que, no dudamos, va en el camino correcto para que podamos tener todos, productores, profesionales e industria, un norte claro, CDV comunica que mantendrá el mismo precio de la vacuna CDVac Aftosa del 1/1/2024 y hasta 30/06/2024, asumiendo esa pérdida y esperando que las condiciones macroeconómicas del país continúen estabilizándose y brinden mayor previsibilidad a las empresas nacionales que nos dedicamos a la producción y/o comercialización en el país, evitando la necesidad de ajustar precios al alza debido a estas distorsiones”.

Para finalizar, CDV expresa: “Celebramos la libre competencia, el libre mercado, para todos los que quieran participar en las mismas condiciones y con reglas claras.La vacuna Antiaftosa argentina, no solo es un orgullo local, es una referencia mundial de calidad”.