×

El campo va por más: reclaman otras economías con retenciones cero

  • Compartir

El campo va por más: reclaman otras economías con retenciones cero

El campo va por más: reclaman otras economías con retenciones cero

Este lunes se convirtió en un día clave en la relación del campo con el Gobierno nacional a través de los encuentros que ha mantenido la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) con el Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca (oficialmente) o Bioeconomía, según su propio titular, Fernando Vilella.

Lo antes dicho se respalda en que el propio Vilella, como titularon los colegas de Bichos de Campo, dio un batacazo y logró exceptuar del aumento de los Derechos de Exportación (DEX), o llamadas retenciones, a la lechería y a varías economías regionales.

Luego de la reunión que se mantuvo en la Secretaría de Producción e Industria y no en Agricultura, con la presencia del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), el titular de la SAGP, Fernando Vilella, hizo un anuncio público y detalló que economías regionales no entrarán en el proyecto de ley que se enviará al Parlamento y aumentará las retenciones al 15 %.

Vilella aseguró que quedarán en cero, los siguientes complejos exportadores:  Olivícola, Arrocero, Cueros bovinos, Lácteo, Frutícola (excluido el limón), Hortícola, Porotos, Papa, Ajo, Garbanzos/lentejas/arvejas, Miel, Azúcar, Yerba mate, Té, Equinos, Lana. Y quedará en un 8% el sector vitivinícola.

En el caso de la soja, se aumentarán al 33 % los derechos de exportación de los subproductos (aceite y harina). Según palabras del propio Vilella, esto se hace para compensar lo que no se recaudará por no aumentar las economías regionales mencionadas.

Según lo afirmó la vocera de Agricultura, Jorgelina Traut, se descarta la rebaja del porto de soja del 33 al 30%.

Reacción del campo

Ahora, ¿cómo reaccionó el campo? ¡Qué dijeron los presidentes de las entidades de la Mesa de Enlace?

Si bien resaltaron los logros, los titulares de las gremiales fueron por más.

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Carlos Castagnani sostuvo que «El gobierno ha reconocido que el aumento propuesto era irrisorio e injustificado, lo cual indica un reconocimiento de la necesidad de reconsiderar ciertas economías regionales que se veían muy afectadas». Y agregó: «Hay aún producciones específicas como el tabaco, el limón, el maní, la avicultura, porcinos y el girasol, que mantienen la alícuota anunciada, por lo que aún debemos sentarnos a dialogar para que también le quiten los derechos de exportación». No obstante, resaltó que «De todos modos destacamos la importancia de mantener un canal de diálogo abierto. Estamos trabajando de manera colaborativa para abordar los problemas del sector agropecuario, lo cual es fundamental para encontrar soluciones sostenibles para las cadenas de producción». Y concluyó: «Los derechos de exportación son solo uno de los problemas que enfrenta el sector agropecuario. La materia tributaria e impositiva también son áreas de preocupación».

Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino manifestó que «Hoy mantuvimos la segunda reunión de trabajo con representantes del Ministerio de Economía, luego de haber conocido el proyecto que impulsaba un 15% de retenciones para el sector». Y añadió: «En la misma escuchamos que, luego de 4 días de trabajo, el proyecto de ley que enviarían al congreso incluiría la excepción de este impuesto a una veintena de producciones y por pedido de las entidades, la revisión de otros más: el maíz pinsingallo, cerdo, el tabaco, la forestación, el girasol, entre otros. Y sentenció: «Celebramos que el diálogo con las nuevas autoridades económicas sea productivo, remarcando, como lo hicimos en la reunión de hoy, que las retenciones no son el camino que hay que recorrer».

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni  sostuvo: «Hoy estuvimos reunidos y hemos logrado que se volviera a cero la alícuota de retenciones en varios productos de economías regionales, que se verían muy perjudicados con la medida que había propuesto el gobierno. Para muchas familias de productores federados, esta es una muy buena noticia». Y agregó: «También logramos que se bajara del 15 al 8% la alícuota en el sector vitivinícola, lo cual por supuesto no es todo lo que esperábamos, sino solo una reducción. Lamentablemente han quedado varias producciones aún alcanzadas con el 15%, pero seguiremos tratando de dialogar para mejorar estas condiciones que afectan en especial a los pequeños y medianos productores. Sin dudas, faltan cosas, pero valoramos que los funcionarios hayan escuchado lo que dijimos en la primera reunion que mantuvimos, y avanzado con algunas mejoras que beneficiarán a muchos federados».