×

Las cuatro cadenas reclamaron al nuevo Gobierno un plan concreto de eliminación de retenciones

  • Compartir

Las cuatro cadenas reclamaron al nuevo Gobierno un plan concreto de eliminación de retenciones

Las cuatro cadenas reclamaron al nuevo Gobierno un plan concreto de eliminación de retenciones

Las cuatro cadenas productivas –maíz y sorgo, trigo, soja y girasol- le marcaron la agenda de política agropecuaria que encabezará Javier Milei a partir del próximo 10 de diciembre.

El presidente de la Asociación Argentina del Girasol (Asagir), Juan Martín Salas prounció el discurso por sí y en representación de Acsoja, Argentrigo y Maizar.

En primer lugar hizo referencia al tiempo que viene con Javier Mieli como Presidente: “necesitamos señales claras sobre el rumbo económico de la nueva administración. Entendemos que, ante el descalabro económico actual, transitaremos tiempos difíciles hasta que el gobierno logre estabilizar variables macroeconómicas y alcanzar nuevos equilibrios. Todos los sacrificios que enfrentaremos tendrán sentido si vamos hacia el nuevo rumbo que han elegido la mayoría de los argentinos en las urnas recientemente. Necesitamos una clase política y dirigencia social y empresarial a la altura del desafío de cambio ante el cual nos encontramos”.

“Debemos abandonar definitivamente todo sistema de cuotas, trabas y permisos para exportar nuestros productos. Ojalá hayamos entendido que exportar bienes y servicios no es otra cosa que lograr que consumidores del resto del mundo, remuneren el trabajo y el capital argentinos. Tan simple y tan difícil de lograr como eso. En este sentido, un caso paradigmático es el de los biocombustibles, donde ciertas regulaciones y cuotas no permiten desplegar el potencial transformador de este sector, tanto en el ámbito local como en el internacional”, manifestó enfáticamente Salas. Y remarcó que  “Al Estado le corresponde crear un marco normativo que dinamice inversiones en infraestructura. Desde el mantenimiento de las redes viales locales por gestión privada, la expansión y mantenimiento de rutas, autopistas y redes ferroviarias, hasta la hidrovía Paraná-Paraguay. En este último caso, necesitamos que la nueva administración lleve adelante un proceso licitatorio transparente y técnicamente sólido para concesionar el servicio de mantenimiento y eventual expansión de esa arteria de vital importancia. Controlado por el Estado, cumpliendo normativas ambientales, pero financiado por el sector privado”.

Las cadenas productivas consideran que “Para ser más competitivos necesitamos la simplificación y modernización tributaria, regulatoria, legal y laboral de la actividad económica. Entendemos que esto beneficiará a toda la sociedad, pero en especial a las pequeñas y medianas empresas, que son el corazón de nuestra actividad. No hay otra política específica mejor para las PYMEs que quitarles el exceso de peso burocrático del Estado.  Saliendo de la coyuntura actual, la mayoría de los cambios que creemos convenientes para nuestro país, no tienen costo fiscal y pueden ser de rápida implementación. Las señales y la velocidad de la puesta en práctica de la transformación serán claves para sostener la confianza.  No podemos olvidarnos del impuesto a las exportaciones (mal llamadas Retenciones) cuya aplicación ha logrado disminuir los ingresos de nuestras empresas, las inversiones, el empleo y desarrollo de nuestras comunidades, en definitiva, nos ha hecho menos competitivos. Veintiún años después de su reimplantación seguimos sin conocer ningún destino tangible útil para tanto dinero recaudado. Necesitamos un plan concreto de eliminación de ese impuesto”.

“La concatenación de estos cambios virtuosos, generarán mayor rentabilidad general, y un incremento de la aplicación de tecnología, basada en el concepto de la intensificación sostenible, con mejores prácticas que permitan ampliar la agricultura regenerativa con menor huella de carbono”. Argentina tiene la posibilidad de incrementar el área sembrada incluso con acceso al riego, sin necesidad de deforestar. Un uso más intensivo del suelo conviviendo con la ganadería y con el uso de nuevas tecnologías va a generar sistemas más diversificados y sostenibles”, djo Salas en su discurso.

También hizo una referencia al contexto internacional y a la Unión Europea: “Precisamos una integración al mundo pragmática y orientada al bienestar económico del conjunto de los argentinos. Trabajando para levantar barreras al comercio y abriendo las puertas a nuevas oportunidades de negocios. La Unión Europea nos plantea hoy exigencias regulatorias en materia de deforestación y de fitosanitarios que merecen un diálogo donde además de atender la percepción de los consumidores, se le otorgue la relevancia que corresponde a los argumentos sólidos basados en la ciencia”.