×

Matarifes afirman que en materia de consumo interno “no hay nada que celebrar”

  • Compartir

Matarifes afirman que en materia de consumo interno “no hay nada que celebrar”

Matarifes afirman que en materia de consumo interno “no hay nada que celebrar”

En la última revista de la Cámara de Matarifes y Abastecedores (CAMyA), se repasa que “En los últimos días, el Gobierno nacional festejó la suba en el volumen exportado de carne vacuna y desde la Secretaría de Agricultura remarcaron que se trataba del mejor desempeño en los últimos 57 años”. Y afirman que “más allá de este buen desempeño, el escenario del negocio para el consumo interno no invita a ninguna celebración”.

Para los matarifes: “En un contexto de recesión económica y salarios deteriorados, las ventas en los mostradores se desploman, mientras las cotizaciones de las categorías correspondientes al consumo local superan a los valores que pagan la exportación”.

“Seamos realistas: se paga más por la carne en un mostrador en Buenos Aires que en Estados Unidos. El famoso “boom” exportador que derrama su efecto virtuoso sobre el mercado interno no llegó y la verdad es que el sector que permite “aguantar” los precios domésticos es el consumo doméstico. Y al final –una vez más- el cargo recae en la mesa de los argentinos, con cortes vacunos cada vez más caros y clientes que exploran otras alternativas. Esto se refleja en los números de la actividad, con cifras de consumo que evidencian un desplome por demás preocupante. Los datos publicados por el mercado ganadero de Rosario (Rosgan) permiten confirmar este escenario. En enero y febrero de este año, el consumo fue de 44 kilos por habitante, versus 48,5 kilos del mismo bimestre de 2023”.

Y remarca la publicación que “Mientras tanto, los argentinos consumen menos carne, pero los exportadores festejan las decisiones del Gobierno de liberarlas ventas al exterior. En los primeros meses del año, el porcentaje de la producción total que se vuelca a las exportaciones es del 32%, de acuerdo a datos oficiales. Si se toman solo los datos de febrero, este porcentaje trepó al 35%”.

Concluyen que “Desde nuestra Cámara entendemos que el nuevo rumbo del Gobierno en materia económica apunta a quitar la intervención sobre los mercados, permitir su normal funcionamiento –sin cupos de exportación- y libertad en la formación de precios. Estamos de acuerdo, pero existen otras cuestiones que no debemos perder de vista: el consumo interno no puede ser siempre el fusible en el negocio de la carne vacuna”.