×

Milei insiste: Si gana no hará negocios con China, Rusia y Brasil

  • Compartir

Milei insiste: Si gana no hará negocios con China, Rusia y Brasil

Milei insiste: Si gana no hará negocios con China, Rusia y Brasil

El candidato presidencial de La Libertad Avanza redobló la apuesta en cuanto a cómo serán sus relaciones comerciales desde el Estado, en caso que acceda a la Casa Rosada.

En una entrevista concedida al reconocido periodista de Estados Unidos, Tucker Carlson sentenció:  “No solo no voy a hacer negocios con China, no voy a hacer negocios con ningún comunista. Soy un defensor de la libertad, de la paz y de la democracia. Los comunistas no entran ahí. Los chinos no entran ahí. Putin no entran ahí. Lula no entra ahí. Nosotros queremos ser el faro moral del continente. Queremos ser defensores de la libertad, democracia, diversidad. De la paz”, sentenció el diputado nacional y ganador de las PASO.

Este tema había causado revuelo y preocupación en los ámbitos de la cadena cárnica en la Argentina. En su momento, Milei se había desdicho, señalando que no se iba a meter en los negocios de privados. A ello, el propio Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo le había contestado, además de tratarlo de irresponsable por sus dichos,  que el Estado debe intervenir en las relaciones comerciales por los controles que realiza el Senasa.

Milei se refirió a la coyuntura actual y afirmó que “el problema es que Argentina empezó a abrazar las ideas socialistas hace más de 100 años”. “Siempre es buena la analogía o la metáfora del sapo en el agua. Uno calienta el agua y el sapo no se da cuenta. Cuando se quiere dar cuenta es muy tarde y termina muerto”, remarcó

Y fue más allá: “Las necesidades son infinitas y los derechos alguien los tiene que pagar. Los recursos son finitos. Ante las necesidades infinitas y recursos finitos hay un conflicto. Los liberales lo resolvemos con libertad de precios y propiedad privada. Sin embargo, la idea de la mano invisible a los socialistas no les gusta y prefieren la garra del Estado”.