×

Mujer rural en primera persona: “Es la que sostiene la voluntad inquebrantable para no darnos por vencidos”

  • Compartir

Mujer rural en primera persona: “Es la que sostiene la voluntad inquebrantable para no darnos por vencidos”

Mujer rural en primera persona: “Es la que sostiene la voluntad inquebrantable para no darnos por vencidos”

Este domingo 15 de octubre, se celebró, en coincidencia con el día de la Madre, el día de la Mujer Rural, fecha designada para tal motivo por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En Valor Agro Argentina, fuimos a buscar una mujer en el interior profundo y productivo de la Argentina.

En una zona olvidada y marginada por el centralismo y los intereses económicos.

Vive en el campo de su abuela, su madre fue productora y manejaba un tractor y ella se puso al hombro el campo de su familia en Villa Berthet, Provincia de Chaco.

Desde ese lugar, llegó hoy a presidir la Sociedad Rural local y recientemente Chafor, la Confederación de Asociaciones Rurales de Chaco y Formosa, que integra Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Mariela Kasko, sin filtros lanza: “Te voy a decir qué es lo que se siente ser mujer rural. Y creo que lo que voy a transmitir también lo sienten todas, todas las mujeres de mi generación y las que me preceden. Tuvimos los grandes ejemplos en nuestras familias, en nuestras madres, en nuestras abuelas, que le pusieron alma y corazón y vida a la actividad porque son silenciosas, son constantes, son emprendedoras, pero siempre en silencio, siempre, siempre en silencio. Le ponen esa virtuosidad que se necesita para poder sobrellevar las situaciones. Los que vivimos esta pasión que es el campo, los que vivimos, las que vivimos del campo, por el campo y para el campo, es lo que nos motiva a seguir sosteniéndonos. Y estoy muy convencida de que la mujer rural es la que sostiene la voluntad inquebrantable para no darnos por vencido”.

Y resalta que: «En esta zona, de Chaco y Formosa, estamos viviendo una situación de sequía cuarto año consecutivo. Así que nuestros días están repartidos en colaborar como podemos para que la empresa rural, pequeña, mediana o grande, se pueda sostener. He visto a muchas mujeres manejando tractores, llevando agua, camionetas con cisterna. He visto a mujeres en camiones arrimando agua, comida, de donde sea. ¿Cómo no respetarlas y cómo no valorarlas? Si le ponen pasión a que todo se sostenga. Yo estoy convencida de que somos las mujeres que le ponemos esta cosa de seguir creyendo en nuestro país a través del trabajo rural. A mí me emociona particularmente mucho hablar de este tema. En esta zona se ven muchísimas mujeres rurales, y te vuelvo a repetir, en silencio, calladita, poniendo todo de sí para que funcione. Y así es en toda mi Argentina, en todo este hermoso país, la mujer cumple un rol fundamental en la actividad rural. Fundamental”.

Asimismo, destaca que “En estos últimos años, esta gran apertura que hubo de, no sé si llamarle cuestión de género, pero se animaron. Tenemos mujeres que son ingenieras agrónomas, veterinarias, mujeres que manejan tractores, cosechadoras, mujeres que son contratistas, mujeres que están al frente de empresas de servicios rurales o de emprendimientos rurales. Se están animando a que las reconozcan, pero principalmente se están animando a reconocerse ellas mismas. Para ellas, mi reconocimiento y admiración, mi profunda admiración, y las animo a seguir, las animo a que continúen, porque vamos a salir adelante. Tenemos cómo, tenemos con qué, pero por sobre todas las cosas, algo que tenemos las mujeres y que inspira, y lo digo con todo cariño a los hombres, es mantener la voluntad inquebrantable de no darnos por vencidos”.