×

Para el productor Alejandro Lauret: “La mejor genética del mundo está en el Mercosur”

  • Compartir

Para el productor Alejandro Lauret: “La mejor genética del mundo está en el Mercosur”

Para el productor Alejandro Lauret: “La mejor genética del mundo está en el Mercosur”

El pasado fin de semana se concretó la primera exportación del año de  ganado en pie de la cabaña cordobesa “La Dominga” a Paraguay, con un envío de 10 animales Braford y Brangus.

A partir de esa destacada exportación de genética bovina, Agro del Sur abordó al propietario de la cabaña argentina, Alejandro Lauret.

La situación de la ganadería en el Mercosur y en especial el futuro de las razas Braford y Brangus, fueron los principales tópicos de la entrevista con el productor argentino.

¿Cómo se inician los trabajos de la cabaña y qué características tiene este primer envío?

Este año hicimos la primera exportación de animales en pie de acá de Argentina, desde el norte de Córdoba para Paraguay. Por suerte hace 10 años que estamos enviando genética de Argentina para Paraguay, así que estamos contentos, orgullosos, de que el mercado de Paraguay siga confiando en los productos que nosotros estamos haciendo, por suerte todos los animales salieron y llegaron bien, un poco de calor nada más, pero las razas Braford y Brangus están acostumbrados a eso.

¿Qué tipo de animales fueron los que se enviaron para entrar un poco más en detalles respecto a la genética?

Lo que nosotros enviamos son todas hembras, desde terneras, hembras de 8, 9, 10 meses, hasta hembras con cría al pie, todas ellas para ser utilizadas en programas de mejora genética, con alta carga genética, con un pedigree, cada una de ellas bien consistente, con muchas generaciones de trabajo, avaladas por programas y todos animales que han sido genotipados, o sea que todas las cabañas que han adquirido genética de La Dominga tienen el respaldo genético de años de selección, en lo cual nosotros estamos trabajando.

¿Cómo evalúa lo que viene siendo el trabajo, no solamente de la genética paraguaya respecto al Braford, como también al Brangus, sino una visión más Mercosur? ¿Hoy cree que estas razas tengan cierta identidad regional, cierta identidad Mercosur? 

Considero realmente que el Mercosur ha trabajado y viene trabajando hace muchos años a través de un exigente programa de trabajo, tanto en la asociaciones Braford como en Brangus. Hoy es bien visible el biotipo de animales que estamos haciendo acá en el Mercosur, en lo que es Argentina, Paraguay, Brasil, Uruguay también están trabajando, se trabaja muy fuerte, hay programas verdaderamente importantes que han hecho que los ojos del mundo productivo ganadero hoy vean al Mercosur  como una herramienta de trabajo como para adquirir animales de máximo nivel, o sea que verdaderamente me parece que todo esto redunda en un comercio también intra Mercosur, este intercambio de genética que nosotros tenemos, que intercambiamos genética. Antes nosotros en la raza Braford nos fijábamos mucho en lo que es Australia, hoy creo que la mejor genética del mundo está en el Mercosur, creo que entre todos los países que antes te nombré, estamos haciendo un trabajo muy fuerte y creo que eso no tengo dudas que se va a seguir haciendo y eso es producto del esfuerzo, de la inversión y del trabajo de todo el arco productivo.

Y respecto a lo que son estas razas, híbridas, ¿cómo ves un poco su futuro?  ¿Cómo cree que están estas razas, teniendo en cuenta lo que es el futuro de la ganadería a nivel de la región?

La verdad que lo veo con mucha expectativa, con buenos ojos, no tengo duda que como te decía, el trabajo de selección, se hace un trabajo muy serio, hoy las herramientas con las cuales se cuenta en lo que es selección, como te decía, con programas genómicos, con programas estadísticos, con programas de mejora y de valoraciones de lo que sería consumo residual, todo eso redunda en un producto cada vez con mayor certificación, con mayor calidad y con mayor trazabilidad y los mercados de los cuales nosotros apuntamos y que estamos todos trabajando, exigen en el tiempo que todas estas variables sean acomodadas y den al consumidor una certeza del producto que está consumiendo. Yo creo que de la parte productiva hasta el plato, hay un trabajo de muchísimo esfuerzo, de técnicos, de asociaciones, de empresarios, de gente de toda la parte operaria que hace que todos estos proyectos puedan llevarse a cabo. En concreto, no tengo dudas que el Bráford y Brangus están por muy buen camino y cada vez más va a ser requerido por los mercados más exigentes, independientemente de barreras que si existen, lamentablemente no tenemos todos los mercados abiertos, pero creo que pensando en conjunto, pensando en esta hermandad de países y tratando de buscar un objetivo común que es llevar nuestros productos desde Argentina, desde Paraguay, desde Uruguay, desde Brasil, no tan solo a nuestros mercados en sí, sino a ofrecer las mejores carnes a nivel mundial.

¿Cómo cree que se puede dar el negocio ganadero este año, viendo un poco también las perspectivas del mercado internacional de la carne, donde se prevé, al menos en este primer semestre, cierta estabilidad del mayor comprador del Mercosur que es China, quizás con Estados Unidos con un poco más de demanda por cierto contexto ganadero que se está experimentando en ese país? 

Lo primero es que nos ayude un poco el tiempo de poder torcer esta curva de sequía y de maltrato en lo climático, que verdaderamente creo que tanto Argentina como otros países de la región, en  gran parte del arco productivo ganadero, hemos transitado una sequía de dos, tres, hasta cuatro años seguidos. Creo que empezando las lluvias, la demanda existe, la demanda es real, creo que en un mundo donde cada vez se necesita, como decíamos anteriormente, una calidad de proteína. Creo que el mercado va a ir absorbiendo cada vez más los productos que ofrecemos, así que también, en este semestre donde pareciera que las variables están dentro de todo estable, creo que hay que seguir trabajando y acá en Argentina con la coyuntura política que se tiene hoy , está habiendo récord de exportaciones de alguna manera en función de lo que fue trazando un paralelo de lo que fue el año pasado. O sea que las perspectivas son buenas, lo que necesitamos es ser predecibles en todos los mercados y en todos los enfoques que tengamos a nivel país, cada uno de los países en los cuales participa su esquema productivo, y de ahí que nos acompañe el tiempo, yo creo que eso es fundamental, pero también creo mucho en el tesón, en el esfuerzo y en las ganas del productor ganadero, que a pesar de cualquier vicisitud, siempre está apostando para un futuro. Así que soy muy optimista y creo que estamos transitando bien un camino que no tengo duda que va a redundar en grandes posibilidades para toda la ganadería.