×

Por exigencias de OMSA y UE, Senasa prohibió el uso y comercialización de productos veterinarios con activos antimicrobianos

  • Compartir

Por exigencias de OMSA y UE, Senasa prohibió el uso y comercialización de productos veterinarios con activos antimicrobianos

Por exigencias de OMSA y UE, Senasa prohibió el uso y comercialización de productos veterinarios con activos antimicrobianos

En la resolución 445/2024 publicada en el Boletín Oficial este lunes, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) prohíbe en todo el territorio nacional “el uso y/o la comercialización de productos veterinarios que contengan en su formulación principios activos antimicrobianos, solos o en combinación, con fines de promoción de crecimiento, mejorador del desempeño y/o de la eficiencia alimentaria de los animales”.

Asimismo, se agrega a la prohibición “la elaboración, distribución, importación, uso, comercialización y tenencia de productos veterinarios que contengan en su formulación cualquier antimicrobiano que, de acuerdo con la evidencia científica nacional y/o internacional, sea reservado para el tratamiento de ciertas infecciones en humanos”.

Se establece además que “no podrán inscribirse en el Registro Nacional de Productos Veterinarios,  los productos que contengan cualquier indicación con esquemas de dosificación subterapéutica, es decir, por debajo de la dosis terapéutica referida en la información científica conocida”.

“Los titulares de los productos veterinarios que se encuentran inscriptos en el referido Registro Nacional, que contengan principios activos antimicrobianos y que estén alcanzados por el Artículo 1° del presente marco normativo, deberán adecuar las condiciones de registro oportunamente otorgadas. A los fines de la adecuación pertinente, tendrán un plazo de NOVENTA (90) días corridos desde la entrada en vigencia de la presente norma para presentar ante el SERVICIO NACIONAL DE SANIDAD Y CALIDAD AGROALIMENTARIA (SENASA) la propuesta de adecuación de indicaciones y rotulados, para su consideración y aprobación”, finaliza la normativa.

Fundamentos

Entre los fundamentos más importantes están las exigencias de la Organización  Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Salud Animal (OMSA) y los requisitos establecidos por la Unión Europea (UE).

Entre los considerandos, comienza señalando que “la resistencia a los antimicrobianos (RAM) impacta negativamente en la salud humana y en la sanidad animal, así como en la seguridad alimentaria mundial”.

Y remarca “la OMS insta a todos los países a que tomen medidas para luchar contra la resistencia a los antimicrobianos y la OMSA impulsa el uso racional y prudente de los agentes antimicrobianos, a través de su estrategia aprobada en el año 2015, y apoya el Plan Mundial elaborado por la OMS”.

Además, agrega que “la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha establecido una clasificación de los antibióticos de uso en salud animal con el fin de establecer un uso prudente y responsable, dividiéndolo en categorías A (Evitar), B (Limitar), C (Precaución) y D (Prudencia)”.

La resolución de Senasa establece que “la RAM representa una amenaza sanitaria prioritaria y mundial para la salud humana, animal y ambiental…Que, por lo tanto, resulta importante preservar a ciertos antimicrobianos como herramientas terapéuticas para la salud humana…Que, en el año 2015, la OMS, la OMSA y la ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA ALIMENTACIÓN Y LA AGRICULTURA (FAO) se unieron en una “Alianza Tripartita” para el desarrollo de un Plan de Acción Global para el abordaje de la RAM desde la visión de “UNA SALUD”.

Y finaliza “Que el Artículo 118 del Reglamento (UE) N° 2019/6 del 11 de diciembre de 2018 del Parlamento Europeo y del Consejo de la UNIÓN EUROPEA (UE) sobre productos veterinarios establece restricciones al uso de determinados medicamentos antimicrobianos en animales o productos derivados de estos que entren a la UE”