×

Rául Milano de Rosgan: “Hay una faena acelerada de vacas, van a faltar hembras y muchísimos terneros”

  • Compartir

Rául Milano de Rosgan: “Hay una faena acelerada de vacas, van a faltar hembras y muchísimos terneros”

Rául Milano de Rosgan: “Hay una faena acelerada de vacas, van a faltar hembras y muchísimos terneros”

El Director Ejecutivo del Rosgan ( Mercado Ganadero de la Bolsa de Comercio de Rosario), Raúl Milano, considera que se dan en la ganadería, factores similares a los de 2008-2010, cuando bajó notoriamente el stock, perdiéndose aproximadamente once millones de cabezas. En ese sentido, hace referencia a la sequía que afecta al país y menciona que “actualmente se está llevando a cabo una faena acelerada de vacas, lo cual puede resultar en una escasez de hembras y terneros en el futuro”. También menciona que el paso de la ganadería a la agricultura ya ocurrió en los últimos años, por lo que no se espera un cambio masivo en ese sentido. A pesar de la preocupación por los precios de la hacienda, Milano transmite tranquilidad al consumidor, que el mercado de la ganadería y la carne se rigen por la oferta y la demanda, y no existe una posición dominante. Según el ejecutivo ganadero, los precios se han mantenido estables, pero se espera que haya una leve recuperación debido a la disminución de la oferta en el mercado. Para Milano, “va a faltar oferta en el feedlot, y eso hará que los precios se corregirán hacia arriba”.

Lo convocamos para conversar sobre un dato que publicó la Bolsa de Comercio de Rosario, en el que se señala que en ganadería se está volviendo a los niveles de 2008-2010, ¿es así Raúl?

Bueno, todos los lunes Rosgan hace un lote de noticias, digamos, como un dossier muy importante, donde vamos haciendo análisis en general, cómo se va moviendo, y también un trabajo de fondo. En este trabajo de fondo de esta semana, es decir, pusimos las luces en alerta de lo que significa sobre todo la faena de hembras. ¿Por qué la comparación con el 2008-2010, en primer lugar? Fue la anterior sequía tremenda que tuvo la Argentina, que junto con eso también tuvo, digamos, el cierre de exportación en el 2006, de la época del kirchnerismo, toda una caída muy importante, y entre la sequía y alguna serie de políticas activas, llevaron que en el término de dos años, Argentina, que tenía 57 millones de cabezas, bajó a 47. Nos comimos 10 millones de cabezas en dos años. Un poco la sequía, un poco los errores políticas, indudablemente, donde la gente tenía que vender y vender por la sequía, porque no valía absolutamente nada la mercadería. Siempre decimos, a ver, para tener idea, ¿qué significa que nos hayamos comido 10 millones de cabezas? 11 millones de cabezas son lo que tiene Uruguay como stock total. Es decir, nos comimos un país en dos años y pico, mezclando la sequía y las malas políticas. Entonces, ¿cuál es el informe que estamos haciendo nosotros ahora? Evidentemente, lo único que vincula mucho a eso es que estamos viviendo, que todavía estamos por salir, que ya sale el niño, tres años seguidos de la niña, una sequía muy fuerte, muy tremenda que se ha vivido, y eso evidentemente va a afectar en el stock, que es lo que estamos diciendo nosotros. Esta sequía, donde ya desde marzo todos decíamos, no, ya viene el niño, ya viene el niño, pero donde evidentemente sigue estando. Hay zonas muy preocupantes en la Argentina. ¿Y esto qué lleva entonces? Ante una demanda mundial de China, que es tremenda desde el punto de vista de lo que pide vacas, y se matan vacas, y se matan vacas. Si a esto le junta la sequía, la imposibilidad de mantener los animales, porque no hay pasto, porque no hay campo, porque no hay arroyo, porque no hay agua, lo que estamos viendo es que hay una faena muy acelerada de vacas y nos llama la atención. ¿Qué significa una hay una faena grande de vacas? El promedio establecido, donde uno dice, bueno, no entramos en zona de liquidación, es cuando hay un 45% de la faena total que sean hembras. En este momento estamos en el 49 % y llevamos varios meses cercano al 49, con lo cual estamos diciendo que se están matando mucho más hembras que en otro momento. Esto augura que indudablemente en un periodo más adelante, van a faltar hembras y van a faltar muchísimos terneros

¿Cuál es el futuro de la ganadería? Porque eso que está contando puede tener un riesgo también, que es el paso, como se dio en el 2008-2009, el paso de la ganadería a la agricultura. Había una excesiva sojización en ese momento, por el valor de la soja y demás. ¿Hay riesgo que eso pase?

Ya el movimiento y el corrimiento de 15 millones de hectáreas que pasaron en los últimos 27-28 años de distintas producciones a la agricultura ya se produjo. Eso es un hecho de, primero para entender, hay un cambio del paradigma agropecuario que sobre todo la zona núcleo, pero cada vez más se fue a Chaco, a Santiago del Estero, ya está entrando en Formosa. Es decir, 15 millones de hectáreas es un montón, no es poco, es una barbaridad que se fue. Porque, obvio, la rentabilidad con la soja, un cultivo mucho más rápido, en seis meses se resuelve todo, salvo que haya una sequía, motorizó a que muchísima gente se pasara en los campos buenos, en los campos, digamos, no los campos bajos, los campos buenos donde pueden hacer esto, dejó la pastura, dejó de tener esa rotación habitual y vamos a la soja o al maíz o al trigo, básicamente soja y maíz. Ya hoy no se puede repetir, porque ya los campos ya están asignados en el recorrido. Sí nos ocurren cosas que son preocupantes que nosotros vemos. A ver, ¿cómo impacta la sequía? Más del 50% de los compradores de la hacienda invernada, que es lo que mayoritariamente se mueve en Rosgan, son los feedlots, los sistemas de confinamiento. Y otro 50% forma parte del invernador tradicional, que tiene un pastito, que cambia el animal de categoría, que va haciendo que tenga más huesos, lo recría, etc. Vino la sequía, no hay nadie de invernador tradicional casi comprando, porque no tienen lugar donde llevar los animales. Pero mirado del lado de la agricultura, es tan complicada la situación con cosechas que se perdieron. El año pasado vino a la mitad el total de la producción de trigo, de soja, y fue tremendo. A la mitad se bajó de un año al otro y lo perdió todo el productor, todo el productor. Entonces también nosotros recibíamos bastante dinero que entraba de aquel que tenía una buena cosecha, hacía soja, y mientras tanto compraba algunos animales e iba repoblando el campo, le daba unos kilos y lo volvía a sacar a lo mejor. Eso desapareció también. Entonces la pregunta es, corremos el riesgo y ya más es difícil que se vaya. Lo que sí es preocupante, porque el sistema productivo por el tipo biológico de cómo es el animal, no es una producción de seis meses como muchas de la agricultura. No es hacer un helado para venderlo en 24 o 48 horas. El que entra en vaca para tener un animal, para tener un ternero, para tener un ovillo, son tres años como mínimo. Entonces uno se pregunta, ¿qué va a pasar en Argentina mañana? Nadie sabe lo que va a pasar. Entonces imagina que es un productor que tiene que pensar qué es lo que va a hacer con la sequía, con todos los problemas y a tres años adelante.

La última, Raúl, ¿qué pasa con la ganadería en cuanto a precios? Hay mucha preocupación en cuanto al valor de la hacienda. Ahora hubo un repunte en cañuelas. Estamos viendo Jesús María también en comienzos de la semana, en el precio del ternero sobre todo. ¿Cómo lo estás viendo eso? Porque la gente no lo convalida ese aumento.

Lo primero que uno tiene para decir, la hacienda y la carne, ambos mercados son de competencia perfecta, de los pocos que existe de competencia perfecta en la Argentina. ¿Esto qué significa? Decenas de miles de oferentes y miles y miles de demandantes, o de la invernada o de la faena para consumo, para abastecedores. Acá no hay posición dominante, es distinto a lo demás. Esto es importante decirlo, porque la gente puede pensar, ¿y cómo se define el precio? Oferta y demanda. Hay mucha oferta, el precio cae, la oferta empieza a bajar o la demanda empuja, los precios aumentan. Esto no es lo mismo en otros sectores donde existe la posición dominante. ¿Qué significa posición dominante? Bueno, dos o tres empresas, que uno dice a lo mejor fabricación de cubiertas, son tres empresas en el país, en aluminio, una sola empresa. Entonces, ¿cómo no van a tener posición dominante? Entonces, en esto para quedarnos tranquilos, tranquilos desde el punto de vista del consumidor, el último en la cadena, esto es oferta y demanda. Mirado desde el punto de vista del productor, es complicado porque en eso juega, teniendo todos los defectos, pagando todos los costos y ninguna de las ventajas de como si tuviera una posición dominante. Entonces, los precios, ¿qué pasó? Estuvo planchado durante muchísimo tiempo la hacienda, estuvo la hacienda y por supuesto la carne, casi ocho o nueve meses planchado. En agosto pegó un pique hacia arriba de recuperación importante, parte de agosto, casi en septiembre, y como el 70% de la faena es consumo y el 30% exportación, más o menos, el consumo define muchísimo y evidentemente la gente no puede pagar y no pudo convalidar los valores a los cuales había pegado este corrido hacia arriba. Con lo cual, en una corrección de un 70% o un 80%, bajamos al 20% o al 25% porque volvió a bajar y recién en esta semana se notó un poquitito de tonificación, algo en Cañuelas. ¿Por qué? Bueno, porque la oferta va a empezar a terminar, tema de oferta y demanda. Los feedlots de este año estuvieron muy cubiertos porque empezaron, no en marzo, abril o mayo, a juntar. Ya desde enero y febrero, con la seca, estuvieron llevando hacienda. Y lo que va a empezar a faltar cada vez más es la oferta del feedlot y cuando esto falte, evidentemente los precios pueden corregir hacia arriba.