×

Reunión Top Secret: el Campo no salió conforme del encuentro con el Gobierno

  • Compartir

Reunión Top Secret: el Campo no salió conforme del encuentro con el Gobierno

Reunión Top Secret: el Campo no salió conforme del encuentro con el Gobierno

Los periodistas agropecuarios en su gran mayoría nos vimos sorprendidos este jueves, cuando nos enteramos que en las oficinas de la Sociedad Rural Argentina (SRA) el gobierno nacional, representados por el secretario de Planeamiento y Gestión para el Desarrollo Productivo Juan Pazo y el secretario de Bioeconomía, Fernando Vilella, fueron recibidos por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA)-Mesa de Enlace, con el objetivo de hablar sobre la marcha de la economía.

Eran obvios muchos de los reclamos del campo, incluido el insistente pedido de rebaja o eliminación de los derechos de exportación (DEX), principalmente para el trigo.

Sin embargo, mucha camaradería y conversaciones largas no dejaron sus frutos. El ruralismo no consiguió nada sustancial. Solo algunas tímidas medidas referidas a los fertilizantes.

Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), fue muy ilustrativo sobre la falta de resultados en esta charla con Valor Agro Argentina: «la verdad es que la reunión con el Gobierno, si bien nosotros teníamos algunas expectativas en la charla, en lo que nos tuvieron que comunicar, no hay muchas expectativas, no hay grandes avances, no hay posibilidades de quita o reducción de retraso, retenciones, principalmente para la campaña del trigo, no hay una fecha cierta de salida del cepo cambiario, con lo cual se torna bastante difícil, también se le solicitó la salida de la resolución del Banco Central que impide tomar crédito a los productores que tienen más de un 5% de retención de soja o de trigo y le imprime una sobretasa de un 20% a esos productores y la verdad es que no, tampoco supieron apreciar claramente en qué momento se podría sacar esa resolución».

No obstante, señaló «sí comentaron que están haciendo todos los esfuerzos necesarios para salir de la apreciación o el encarecimiento que tienen los insumos, como en el caso de la UREA que han logrado que se reduzca de manera importante el valor…”.

Referido a la devaluación, Achetoni manifestó: «que no la acelerarían, no habría un impacto devaluatorio, sí están tendiendo a que los precios se normalicen, lo que sí que este proceso claramente impide de que más allá de los compromisos de deuda y de la necesidad de liquidar de muchos productores que venían mal del año pasado, aquel que tenga la posibilidad de quedarse en esa moneda dura del producido, hasta tanto no haya una tentación a la inversión más normalizada con valores más sensatos en cuanto a la metalmecánica y a muchos bienes, no se saldría fuertemente porque hay un dólar poco tentador y un proceso de devaluación poco tentador y un ritmo de la tasa de interés de los plazos fijos que tampoco genera un gran atractivo». Y sumó: «con lo cual se torna bastante difícil y la inversión principalmente en esta campaña fina con rentabilidad o nula o negativa se hace bastante difícil y no hay un estímulo ni una certidumbre para que el productor arriesgue en esta campaña fina, más teniendo en cuenta de que si la niña realmente se concreta para la próxima campaña de gruesa quizás habría que aprovechar fuertemente la de fina, pero debe existir una certidumbre y un estímulo que hasta el momento no pudieron transmitir y no hay una claridad que despeje dudas o de certidumbre más concreta».

Por su parte, el presidente de la SRA, Nicolás Pino sostuvo: «Esperamos que el aporte que estamos haciendo los productores, vuelva al campo»

“Recibimos un informe detallado de cómo y hacia donde va el plan económico. Nosotros manifestamos que se necesita, de manera urgente, devolverle rentabilidad al productor. Para el trigo, por ejemplo, eliminar retenciones es eliminar una limitante de inversión ” dijo Pino, luego de la reunión con Pazo y Vilella.

“Según un trabajo del Instituto de Estudios Económicos de la SRA, durante el primer trimestre del año el Impuesto PAIS superó en recaudación a las DEX. El primero recaudó un 8% del total, mientras que los DEX representaron el 6%. Esto encarece los costos de producción, por eso necesitamos medidas que vayan en este sentido, como así también créditos o medidas financieras que permitan agrandar la torta» expresó Pino.

Y agregó: “En el último año, por la seca los DEX cayeron un 60% en monto recaudado, el Impuesto PAIS creció un 70%, recaudando cada uno alrededor de u$s 5.000 millones y actualmente los resultados dan negativos, sin importar el rinde del cultivo. La quita de DEX impacta el doble que la quita del Impuesto PAIS”.

“Ponemos en valor el rumbo económico y las medidas que se vienen tomando, pero somos conscientes que atravesamos semanas de definiciones de inversión. Resaltamos estos espacios de encuentro con miembros del gabinete para poder expresar la situación del sector y trabajar en conjunto por mejores condiciones, que favorezcan a todos”, sostuvo Pino.

Elbio Laucirica, presidente de Coninagro manifestó que: “Se analizaron distintos aspectos en cuanto a la situación actual, ya que los márgenes brutos de prácticamente todas las producciones son negativos y ellos insisten en que debemos trabajar en la estructura de costos y en la competitividad, y que por ahora toda medida que tenga costo fiscal no tendría posibilidades de implementarse”.

Además, contó que: “plantearon que están estudiando alternativas para poder justamente que todo productor que quiera vender su producción ahora en el momento de la cosecha pueda tener las herramientas financieras como por ejemplo, el pagaré producto, de manera tal que puedan resguardar su valor y por el otro lado también hacer un negocio financiero que pueda llevar adelante el productor”.

Finalizó: “El compromiso que nos transmitieron los funcionarios es que el esfuerzo que está haciendo el campo o que va a hacer el campo nuevamente en esta siembra va a volver al campo en el futuro”.