Ante las dificultades para dar de comer en el feedlot durante el verano, el centro de investigación de Biofarma, CENAB, realizó estudios a fin de brindar información para diseñar un plan de alimentación eficiente en función de la performance animal y que, a la vez, resulte económicamente viable para la empresa.

“La recomendación habitual es repartir menos comida a la mañana y más a la tardecita, 30-70% o 40-60%, evitando las horas de más calor”, dijo el Ing. Agr. Juan Manuel Bollatti, gerente técnico del CENAB, contando que incluso el feedlot de Biofarma, ubicado en Jesús María, Córdoba, aplicaba inicialmente esas prácticas, que significaban un gran desafío logístico.

.

“Había que empezar a las 5 o 6 hs de la mañana cortar a las 10-11 hs y arrancar de nuevo  a las 16 hs hasta las 20 hs, eran jornadas larguísimas. Y como el personal trabaja 8 hs, había que hacer doble turno, era costoso” agregó el Ing. Agr. Leandro Soave, Responsable de Alimentación del CENAB, detallando que mucha gente vive en poblaciones alejadas.

Esta agenda estival tiene su fundamento fisiológico ya que según la bibliografía internacional la fermentación y digestión de los alimentos aumenta la temperatura corporal del bovino (Mader et al. 1999, 2002).