×

La ganadería se verá afectada por límites a los GEI, si prospera Ley Ómnibus

  • Compartir

La ganadería se verá afectada por límites a los GEI, si prospera Ley Ómnibus

La ganadería se verá afectada por límites a los GEI, si prospera Ley Ómnibus

El extenso articulado de la Ley Ómnibus, denominado «Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos», establece límites y sanciones respecto a los Gases Efectos Invernaderos (GEI), lo que podría afectar a la ganadería, que ha sido muy cuestionada a ese respecto.

En un apartado denominado “transición energética” en el cual se propone que “a los efectos de cumplir con los objetivos de emisiones netas absolutas de GEI, comprometidos por la República Argentina en las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional en el marco del Acuerdo de París, facúltase al Poder Ejecutivo nacional a asignar derechos de emisión de GEI a cada sector y subsector de la economía compatibles con el cumplimiento de las metas de emisiones de GEI comprometidas por el país para el 2030 y sucesivas”, informa Bichos de Campo.

El texto en cuestión representa toda una innovación en la materia porque no existe ninguna legislación en el mundo que confiera tales atribuciones a un Estado nacional.

También se indica que el gobierno podrá “establecer anualmente límites de derechos de emisión de GEI, compatibles con el objetivo comprometido, de cumplimiento anual y obligatorio para todos los sujetos del sector público y privado, de forma tal que quienes contaminan sean responsables, en la medida que les corresponda, de cumplir con las metas de emisiones de GEI comprometidas por el país y asumiendo que existirá un porcentaje de nueva capacidad/producción/demandantes a los que también se les deberá asignar derechos de emisión sin costo para que este mecanismo no represente una barrera de ingreso ni discriminatorio”.

Eso implica, por ejemplo, que el agro en general y la ganadería en particular recibirían una suerte de derecho anual de emisión de GEI y que, en caso de ser superado, el sector, a través de algún mecanismo institucionalizado, deberá compensar ese exceso de emisiones.

Por si queda alguna duda al respecto, el proyecto faculta al gobierno “a monitorear el avance en el cumplimiento de las metas de emisiones de GEI y, en caso de incumplimiento, penalizarlo”.

¿Cómo se abonarán las penalizaciones? Para eso se creará un mercado de derechos de emisión de GEI, en el cual quienes hayan sobre cumplido su meta puedan vender bonos de carbono a aquellos que los necesiten para lograr su objetivo y evitar la penalización.

Para eso, el gobierno podrá “establecer las reglas del mercado de derechos de emisión de GEI, la plataforma de registro de las transacciones y resguardar que no existan posiciones dominantes u oligopolio” (sic).